El proyecto de Jergas de Habla Hispana

Curiosidades

Ejemplos

Canciones en jerga:

Chilanga Banda (México)

Chorra (Argentina)

Ja, ja, ja (México)

La Sociedad es la culpable (España)

Yo hablo español (Honduras)




Acá puedes participar en el foro de Jergas de habla hispana:

Entra al foro de Jergas de habla hispana 

Foros gratuitos de Bravenet


o entrar al taller de coloquialismos y dialectismos de Facebook:
Entra al taller de Jergas de habla hispana 

Colaboradores de jergas

Firma el libro de visitas
Free Guestbooks by Bravenet.com
 

México

 

Resultados con "ya sé" en México

ya sé (frase) interjección que expresa acuerdo total. ¡Este programa de Microsoft me cae gordo, todos los días pide que se actualice! —¡Ya sé! Yo ya lo desactivé.

Otros términos en donde figura "ya sé" (o similar)

aguantar (v.) ser físicamente atractivo. Hey, ¿cómo se te hace la vieja que está allá sentada? --¿Natalia? Esa vieja aguanta un piano.
atenido (sust./adj.) 1) persona que siempre cuenta con el esfuerzo de los demás y nunca aporta el propio. El atenido del Toño nunca le hace caso a su mamá cuando ella le pide que haga algo porque sabe que si la ignora, al final ella se desespera y manda a uno de sus hermanos a que lo haga. 2) (sust./adj.) persona que depende o se espera algo de alguien. ¡Y tú tan atenida, crees que tu hijo se va a ofrecer espontáneamente a ayudarte con los gastos! dialecto
atizarle (loc. v.) 1) fumar mariguana. En el auditorio varios de los que estaban sentados atrás le estaban atizando. 2) apurarse, darse prisa. ¡Atízale con la orden de tacos al pastor, carnal, que los clientes ya se están quejando!
bolas voz expresiva del sonido de un golpe, ya sea real o figurado. No se dio cuenta de que su papá estaba detrás de ella cuando dijo la grosería y ¡bolas!, que le suelta una cachetada. / Todavía no había aprendido a frenar con los patines, y ¡bolas! se estrelló contra el bote de la basura.
chao interjección de despedida: adiós, hasta luego (del italiano "ciao"--que en realidad es ya sea saludo que despedida).
chingar (v. vulgar) aparte de la acepción estándar de “molestar”, 1) (v. malsonante) tener relaciones sexuales (también chingarse). No sé quién fue el que se la chingó, pero al rato ella ya estaba bien panzona. 2)  (también chingarse) robar. Ese ratero se chingó un anillo de esmeraldas. 3) (también chingarse) dar una paliza. Los de la pandilla se chingaron a Fede cuando iba saliendo de la biblioteca. 4) (también chingarse) consumir. Tenía tanta sed que me chingué una caguama de un solo trago. 5) Las frases verbales conjugadas en el presente indicativo como ¡Ya ni la chingas! expresan disgusto o incredulidad ante un colmo negativo. Ya ni la chingan esos cabrones: se tardan tres semanas en pavimentar la calle, y un mes después la cierran otra vez para romper el asfalto e instalar cables. 6) las frases verbales conjugadas en el pronominal en pretérito como ya se chingó expresan derrota. ¡El último camión que iba al barrio pasó hace cinco minutos! ¡Ya nos chingamos, vamos a tener que agarrar taxi! 7) las frases verbales conjugadas en pretérito como ya chingaste expresan triunfo. Dice mi amá que va a haber tamales pa’ navidad. ¡Ya chingamos!
de perdida (loc. conjuntiva) por lo menos, aunque sea, como mínimo. Tu equipo no andaría dando tanta lástima si de vez en cuando--no digo ganar, ya sería mucho esperar--de perdida anotara un gol. dialecto
dedazo (m.) puesto o cargo público otorgado arbitrariamente, ya sea como favor personal o como retribución por parte del poder ejecutivo. Consiguió ese puesto de síndico procurador municipal por dedazo. No tiene la experiencia necesaria.
del dos (loc. sust.) excremento (habla infantil, eufemismo). Hay que cambiarle el pañal a Pili, ya se hizo del dos.
descarapelar (v.) pelar, desprender la piel o la pintura; descarapelarse pelar, desprender la piel o la pintura. La manicurista me arregló las manos apenas ayer y ya se me está descarapelando la pintura de las uñas. dialecto
despedorrar (v.) averiar, romper, estropear; despedorrarse dejar de funcionar. No toques eso que lo vas a despedorrar. / Ya se despedorró otra vez la computadora.
destapacaños (sust./adj.) herramienta (bomba) o compuesto químico para desobstruir un conducto. Uff, pásame el destapacaños porque ya se volvió a tapar el lavabo.
dizque (adv.) supuestamente, al parecer. ¿Y estos escuincles? ¡Ve nomás, dizque ya se lavaron las manos para venir a comer! dialecto
empiernarse (v.) tener relaciones sexuales. No había terminado el semestre y Yolicarmen ya se había empiernado con la mitad de sus compañeros de clase.
encharcar (v.) hacer que alguien participe en una empresa difícil o arriesgada. encharcarse comprometerse, asumir una responsabilidad (en el norte). Chema y Rosario ya se encharcaron con los pagos de la casa nueva.
estampilla (f.) sello postal (también timbre). Voy al correo porque ya se me acabaron las estampillas. dialecto
furcio (m.) error de grabación (ya sea por radio que por televisión). Me encanta ver los furcios que hace ese reportero porque luego no logra recobrar la calma.
grilla (f.) grupo que se mueve para obtener un cambio (a menudo con métodos poco ortodoxos). La grilla se encargó de difundir rumores negativos y al final el alcalde tuvo que dejar su puesto.
llamarada de petate (loc. sust. f.) entusiasmo fugaz. Claudia dijo que ella se encargaría de los adornos para la fiesta de cumpleaños de su sobrinito, pero fue pura llamarada de petate porque después de hacer un poco de papel picado se cansó y lo dejó todo a su hermana. / Lo de las clases de piano de Enrique nomás fue llamarada de petate. Después de la primera lección no volvió al curso.  Ver documentación
llanta (f.) rollito de grasa que se forma generalmente alrededor de la cintura. A Lizbeth le da vergüenza ponerse el bikini que le regalaron porque ya se le hacen llantitas por haber engordado tanto.
mamey (adj.) fuerte, musculoso (variante de mamado). De tanto levantar pesas ya se puso bien mamey.
mandarse (v.) 1) exagerar, excederse, sobresalir en algo (ya sea positivo que negativo, según el contexto). Se mandó el que diseñó esta casa--¡está fantástica! 2) aprovecharse. ¡No te mandes! son dos piezas de pizza por piocha, no más. / En esa tienda se mandan con los precios altos.
marimba (f.) mariguana. Vaya a conseguirnos más marimba, que ya se está acabando.
nacha (f.) nalga, trasero. Alguien le tocó las nachas en el metro y ella se puso a echar madres.
no hay de piña frase usada para negar un favor o para indicar que no existe opción (se dice que provenga de la preparación del pulque [bebida alcohólica hecha con jugo de maguey]; cuyo sabor es más preciado cuando es curado con jugo de piña, y por eso se agota más rápidamente). Aquí no damos crédito. No hay de piña. / Escogimos el peor día para ir a la playa: se está nublando. ¡No hay de piña!
noviar (v.) charlar o coquetear con la pareja. ¡Uff! Alonso ya se puso a noviar por teléfono y ahora ni quien lo quite de allí por al menos un par de horas. / ¿Beatriz? La acabo de ver en la ventana, noviando.
pácatelas voz expresiva del sonido que hace un golpe, ya sea real o figurado. Iba en el carro y de repente me acordé de que tenía que dar vuelta a la izquierda en la esquina cuando ¡pácatelas! le pegué un llegue al carro que iba al lado. / ...Y en eso ¡pácatelas! que van llegando sus papás. Los agarraron con las manos en la masa, a los pobres.  Ver documentación
pachocha (f.) dinero que hace bulto, ya sea en monedas o billetes, aunque sean de poco valor. Sacó la pachocha de los bolsillos y se la entregó a su mujer.
pánel (f.) furgoneta usada ya sea para transportar material que como vehículo de recreación. Cuando tenía la pánel me gustaba llenarla de mis amigos para irnos a la playa. dialecto
placa (sust.) policía (cuerpo de policía: la placa; agente de policía: el placa). La placa estaba presente en masa en la manifestación. / Unos placas en patrulla se pasaron el semáforo rojo con la sirena prendida y atropellaron a una señora que cruzaba la calle.
quinto (m.) moneda de cinco centésimos; por extención, dinero (término rústico; cayendo en desuso). No te puedo dar nada. ¡No traigo ni un quinto! / Era uno que tenía muchos quintos y se compró una hacienda en el campo. 2) (m.) virginidad. Ella se animó a perder el quinto nomás porque sus amigas le hacían burla y le decían “niña”. 3 (adj.) virgen. Parece mentira, pero Jacinta, que ya cumplió 26 años, es quinto todavía.
rifársela (loc. v.) 1) arriesgarse. Mejor no vamos a ese baile tan lejos, es nomás ir a rifársela de oquis, dicen que por allá se ponen bien locos. 2) asumir un reto. Cada que se sueltan los madrazos en las pachangas mis compas se la rifan chingón y nunca se rajan.
tirar estilo (loc. v.) derrochar elegancia, ya sea en el modo de vestir, comportarse, etc. Bernadette iba tirando estilo en su Volvo nuevo.
y toda la cosa 1) (locución clausal) y otras cuestiones u objetos que complementan y dan realce a la situación. A los doce años ya se había pintado el pelo güero, andaba con tacones altos y toda la cosa.

México

 

¿Quieres colaborar?

Comunícate conmigo pulsando aquí.

Motor de búsqueda DW uruguayo

México

Autora y webmaster: Roxana Fitch

Colaboradores de esta sección:

Rogelio Hernández, Claret Fitch, Vicente Zamora, Araminta Barocio, Guillermo Torres, Nila y Raquel Romero, "Miliakos" y Yolanda A.E.-Wessel.

Chilanga banda y Ja, ja, ja: letras de dos canciones en jerga

Huehuecoyótl, dios de la danza

Vuelve a la página principal

 


Última actualización: 28 de julio, 2019

Este sitio existe desde el 11 de octubre de 1997 y está dedicado a todas aquellas personas que (como me sucedió a mí), actualmente o en el pasado, han vivido en un país extranjero, añorando el habla de la gente de su país.

Autora y webmaster: Roxana Fitch

Copyright © 1997-2019. Todos los derechos reservados.