El proyecto de Jergas de Habla Hispana

Curiosidades

Ejemplos

Colección creativa nuevo


Canciones en jerga:

Chilanga Banda (México)

Chorra (Argentina)

Ja, ja, ja (México)

La Sociedad es la culpable (España)

Yo hablo español (Honduras)




Acá puedes participar en el foro de Facebook Taller de coloquialismos y dialectismos

Colaboradores de jergas

Firma el libro de visitas
Free Guestbooks by Bravenet.com

Jergas de habla hispana

Resultados con "peso" en todos los países

peso (Chile) (m.) mil pesos (término usado por los estratos sociales bajos). La caja de lápices me costó dos pesos.
peso (Puerto Rico) (m.) dólar. Esta mañana salí de la casa con 50 pesos y ya me los gasté todos. dialecto

Otros términos en donde figura "peso" (o similar)

agarrado del chongo (México) (loc. adj.) enojado, enemistado (con alguien). Julieta y Mari andan agarradas del chongo desde que Mari empezó a salir con el ex de Julieta.
amasijar (Uruguay) 1) (v.) abrazar apasionadamente. Javier esperó a las lentas para amasijar a Alicia, pero ella no quiso seguir bailando. 2) (v.) dar una paliza. Amasijaron a Manuel por haberse reído cuando alguien de la banda se tropezó.
ambientoso (Cuba) (sust./adj.) pendenciero, provocador de riñas, revoltoso. La bronca empezó cuando llegó el ambientoso de Mateo. / A Héctor no le digas de la cumbancha porque es muy ambientoso.
apurruñar (Venezuela) (v.) 1) apretar algo en el puño. El mago apurruñó el pañuelo y luego lo empezó a sacar poco a poco de la mano. 2) abrazar fuertemente. ¡No me apurruñes así que me vas a arrugar la ropa!
baro (República Dominicana) (m.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). Este cuadro me costó 200 baros.
barra (Colombia) 1) (f.) peso, unidad monetaria colombiana. Présteme 500 barras para hacer una llamada. 2) (f.) grupo de seguidores de un atleta o equipo deportivo. Julio acabó ayer en el hospital porque se puso a celebrar un gol con la barra del otro equipo, y claro, le dieron una muenda.
barrilete (Perú) (m.) tipo de cometa trapezoidal (juguete). Vamos a la playa a hacer volar estos barriletes. dialecto
basuco (Colombia) (m.) la droga crack, derivada de la cocaína. Mayra empezó recogiendo y fumando las patas que dejaba su hermano y luego terminó metiendo basuco.
boleta (Colombia) (m.) billete de entrada o para viajar. Las boletas para el cine cuestan 3.500 pesos. dialecto
botarga (México) (f.) tipo de disfraz de cuerpo entero que generalmente no permite identificar o distinguir el aspecto real de la persona que lo lleva (peso, altura, edad, sexo). Mis sobrinos fueron y se sacaron fotos con una botarga de Homero Simpson que se encontraron en el parque. dialecto Ver documentación
bulón (Argentina) (m.) tornillo grande (de tuerca). La máquina empezó a hacer un ruido raro cuando se le soltó un bulón. dialecto
bulón (Uruguay) (m.) tornillo grande (de tuerca). La máquina empezó a hacer un ruido raro cuando se le soltó un bulón. dialecto
cachimbero (Nicaragua) (sust./adj.) empleado que se ocupa de tareas menores variadas. Empezó como cachimbero y ahora es vicepresidente de la empresa.
canguil (Ecuador) (m.) roseta de maíz. El peladito tropezó y se le cayeron todos los canguiles que llevaba en la bandeja. dialecto
cantinflear (México) (v.) ser incoherente, decir cosas ilógicas y sin sustancia (por la característica esencial de los personajes interpretados por el actor cómico Cantinflas). Cuando empezó a cantinflearme supe que no convenía firmar el contrato que me ofrecía. dialecto
canuto (Chile) 1) (sust./adj.) protestante, evangélico. Llegó un canuto puntualmente a las ocho de la mañana del domingo a tocar el timbre a mi casa para predicar, despertando gente. 2) (m.) arma de fuego. Los flaites sacaron los canutos y empezó la balacera.
caña (Cuba) 1) (f.) peso (unidad monetaria cubana). Me hacen falta 20 cañas para poder comprarme ese anillo. 2) (f.) bíceps del brazo. Luis está levantando pesas para desarrollar tanta caña como su hermano.
cargada (Argentina) (f.) burla, broma pesada. Cuando se me rajó el pantalón empezó la cargada. / Que nos hicieran cuatro goles ya fue una cargada.
cascarero (Colombia) 1) (sust./adj.) ladronzuelo. Empezó como cascarero pero luego se hizo apartamentero. 2) (adj.) dicho de profesor que gusta de hacer preguntas capciosas (con cáscaras). Voy a tomar esa asignatura con otro profesor. Me contaron que el profe Méndez es cascarero.
casposo (España) (sust./adj.) 1) persona, generalmente ordinaria, que se ha hecho famosa en España explotando o aprovechando su relación, real o fingida, con algún personaje famoso. Hace mucho tiempo que no veo la tele. Desde que se pusieron de moda esos programas de cotilleos que no hacen más que mantener a toda esa panda de casposos que no han hecho nada en su vida, me dedico a la lectura. 2) persona o cosa con o de mal gusto. ¿Pero has visto que pinta de casposo tiene el profesor? Con ese pelo tan sucio y esos pantalones raídos... / Y la gente empezó a pirarse cuando se puso a cantar una canción larga y casposa.
chan (Argentina) interjección usada para llamar la atención, recalcar o intensificar alguna declaración o revelación impresionante, tremenda o inesperada (onomatopeya del sonido de un acorde musical, originado por el sonido emitido después de que alguien pronuncia una declaración extemporánea, inesperada, llamativa, etc. en un programa de TV llamado “Duro de domar”. Una declaración excesivamente impresionante obtiene más de un chan, llamado “lluvia de chanes”). Y ¡chan!, el concursante le gritó “mogólico” a su rival. Fue entonces que empezó el entrevero.
charolero (México) (sust.) empleado de un restaurante que se dedica a entregar alimentos a clientes (en negocios u oficinas) que hacen sus pedidos por teléfono. Arsenio empezó trabajando como charolero y ahora ya tiene su restaurante propio. dialecto
che (Chile) (sust. invariable en género/adj.) argentino, proveniente de la Argentina. Los ches invadieron la pista de baile cuando empezó un tango.
chemear (México) (v.) drogarse inhalando pegamento fuerte (jerga callejera). Empezó a chemear desde los once años.
chichipato (Colombia) 1) (adj.) dicho de objetos, de poco valor o escasa calidad. Vea el casete tan chichipato que me dio Carlitos, se oye más la estática que la música. 2) (sust./adj.) persona tacaña, avara. No inviten al chichipato del Miguel, que siempre que vamos a pagar se hace el gringo y no da ni un peso.
chiflamicas (Colombia) (sust. invariable) músico mediocre, sin talento. Ya empezó a tocar el chiflamicas... ¡sálvese quien pueda!
chiflarle el moño (Argentina) (a uno) (loc. v.) comportarse de modo alocado o excéntrico. Al taxista de repente le chifló el moño y empezó a hablar del OVNI que según él había visto.
chiflarle el moño (Uruguay) (a uno) (loc. v.) comportarse de modo alocado o excéntrico. Al taxista de repente le chifló el moño y empezó a hablar del OVNI que según él había visto.
cholulez (Uruguay) (f.) gusto o propensión por las tendencias y los chismes del mundo del espectáculo. Con los años, dejó de ir a los teatros y bibliotecas y se empezó a entretener con la cholulez de ciertos programas de televisión.
choteadera (México) (f.) choteo, burla, guasa. La diadema que Beto se empezó a poner dio mucho espacio a la choteadera.
chupete (Argentina) (m.) objeto con una parte de caucho o goma en forma de pezón para que chupen los niños pequeños. ¿Dónde quedó el chupete del nene? dialecto
chupete (Uruguay) (m.) objeto con una parte de caucho o goma en forma de pezón para que chupen los niños pequeños. ¿Dónde quedó el chupete de la gurisa? dialecto
chupo (Colombia) (m.) objeto con una parte de caucho o goma en forma de pezón para que chupen los niños pequeños. Dele el chupo a la china a ver si deja de llorar. dialecto
chupón (México) (m.) objeto con una parte de caucho o goma en forma de pezón para que chupen los niños pequeños. ¡Qué cochina! Se le cayó al piso el chupón al niño y su mamá, en vez de lavarlo primero, se lo puso otra vez en la boca. dialecto
color de hormiga (México) (loc. adj.) grave, crítico, muy negativo (referido al color rojo de cierto tipo de hormigas; usado con los verbos estar, ponerse). La situación de las pobres víctimas del terremoto, ya fea, se puso color de hormiga cuando empezó la temporada de las lluvias y se inundaron sus alojamientos precarios.
comecandela (Cuba) (sust./adj., despectivo) fanático del comunismo. Llegó un comecandela y empezó a decir que la única religión debería ser el marxismo.
corrérsele las tejas (Costa Rica) (a alguien) (loc. v.) volverse loco, confundirse. A Mauro se le corrieron las tejas; se empezó a desvestir durante la clase de francés. / Luisa estudió química, se le corrieron las tejas ¡el examen era de física!
corte (Uruguay) (m.) 1) cuchillo (jerga del hampa). Sacaron los cortes y empezó el pleito en serio. 2) caso, atención (con el verbo dar). Le dije que no saliera a la calle, pero no me dio corte.
cruzarse (México) (v.) beber mezclando el tipo de bebida alcohólica, o mezclando alcohol con drogas, garantizándose así un fuerte trastorno físico. Sabía que la mensa de la Marga iba a cruzarse. ¡Ya si no! Empezó tomando cerveza y terminó echándose varios tequilazos, y luego se sintió tan mal que quería que la llevaran al hospital.
cuetear (El Salvador) (v.) disparar, tirotear. Mi mara empezó a cuetear a los cuilios.
cuetear (México) (v.) disparar, tirotear. Mi pandilla empezó a cuetear a los cuicos.
debrayar (México) (v.) desvariar, divagar; debrayarse alucinar, alterarse, reaccionar mal. Estábamos hablando del papel de los imanes en el islamismo cuando Lalo empezó a debrayar sobre la colección de imanes que tiene su mamá en el refri. / Me debrayé cuando me dijo que quería vivir en unión libre con varias concubinas.
deschongue (México) (m.) escándalo, caos. Hubo un deschongue en el antro cuando un cliente borracho empezó a romper todas las botellas que encontraba.
despetroncado (Cuba) 1) (adj.) rendido, muy cansado Esa caminata lo dejó despetroncao. No era para menos, fueron cerca de 25 km. 2) (adj.) desbaratado, despedazado (v.) despetroncarse. Blanca venía corriendo, tropezó y se despetroncó por el barranco.
despetroncar (Cuba) (v.) destrozar, despedazar (despetroncarse despedazarse). El juguete quedó tirado en la calle y el primer carro que pasó lo despetroncó. / Blanca venía corriendo, tropezó y se despetroncó por el barranco.
destutanarse (Colombia) (v.) caer. Jaime se destutanó cuando la rama del árbol donde estaba sentado no soportó su peso y se rompió.
duarte (República Dominicana) (m.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano).
emberracar (Colombia) (v.) enfurecer; emberracarse enfurecerse. Si sigue llegando a esta hora, va a hacer emberracar a su mamá. / Los tombos se emberracaron cuando la gente los empezó a putear.
emberracar (Panamá) (v.) enfurecer; emberracarse enfurecerse. Hizo emberracar al profe con su respuesta sarcástica. / Los tongos se emberracaron cuando la gente los empezó a carajear.
empericarse (Puerto Rico) (v.) drogarse con cocaína. Bobby dice que él no es adicto, pero si ya empezó a empericarse, no va por buen camino.
encarretarse (Colombia) (v.) absorberse, concentrarse en un asunto. Empezó a encarretarse con la numismática hasta que se volvió obsesión.
enfadoso (México) (sust./adj.) 1) fastidioso, irritante, insistente (en el norte y centro). ¡No andes aquí de enfadosa; vete a hacer la tarea de volada! / Mi tío Jorge es un enfadoso que nomás se la pasa criticando a mi mamá. 2) (adj.) aburrido, que causa aburrimiento (en el norte y centro). Apagué la televisión porque el programa estaba muy enfadoso. / Su discurso me enfadó y me fui. dialecto
escrache (Argentina) (m.) acto de denuncia pública contra personas o instituciones consideradas culpables de un delito pero que no han sido condenadas por el sistema de justicia. Esa asociación empezó a organizar escraches delante de las embajadas de los países que participaban en la guerra de Iraq.
escrache (Uruguay) (m.) acto de denuncia pública contra personas o instituciones consideradas culpables de un delito pero que no han sido condenadas por el sistema de justicia. Esa asociación empezó a organizar escraches delante de las embajadas de los países que participaban en la guerra de Iraq.
espeso (Costa Rica) (adj.) problemático, difícil. Las cosas están espesas entre Manuel y Ana.
fiambre (España) (m.) muerto, cadáver. Llevaban al fiambre en su caja por la calle cuando alguien tropezó y todos los cargadores cayeron con el ataúd encima.  Ver documentación
gamba (Argentina) 1) (f.) cien pesos (unidad monetaria). Me encontré cinco gambas en un viejo pantalón. 2) (f.) pierna (del italiano). Me lastimé una gamba jugando básquet. 3) (f.) favor, ayuda. Necesito que me hagás la gamba para resolver este problema.
gamba (Chile) (f.) cien pesos. Deme aunque sea una gamba por limpiarle el parabrisas.
gamba (Uruguay) 1) (f.) cien pesos (unidad monetaria). Me encontré cinco gambas en un viejo pantalón. 2) (f.) pierna (del italiano). Me lastimé una gamba jugando básquet. 3) (f.) favor, ayuda. Necesito que me hagás la gamba para resolver este problema.
gomán (Argentina) (m.) unidad monetaria, peso argentino (de mango con las sílabas invertidas). Ese viajecito en taxi le costó ochenta gomanes.
hacerse el de a peso (Honduras) (loc. v.) fingir distracción, querer pasar desapercibido. Yolanda se hizo la de a peso cuando el pordiosero le pidió limosna.
huevonaje (Chile) (m., despectivo) grupo de personas indignas (también hueonaje, wevonaje y weonaje). La mocha empezó cuando un picante le sacó la madre enfrente del hueonaje, y todos lo empezaron a palanquear.
jaño (Nicaragua) (sust./adj.) novio, pareja. Luego me empezó a preguntar que si cuántas jañas había tenido antes de ella y se jodió todo.
jediondo (República Dominicana) 1) (m.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). Gustavo quiere que le preste unos jediondos. 2) (sust.) persona de clase alta, por lo general elitista. ¿Qué se cree ese jediondito, que tenemos que agradecer porque se dignó a venir a la fiesta?
julepe (Chile) (m.) 1) miedo. Le da julepe entrar a la parte profunda de la piscina porque no sabe nadar. 2) susto. ¡Qué julepe me di cuando empezó a temblar! dialecto
lacra (Argentina) (f.) persona dañina, parasitaria, que vive de otros y que solamente perjudica. Pablo es una lacra: siempre ha sido un peso para su familia y ya hasta sus amigos lo evitan.
lacra (Chile) (f.) persona dañina, parasitaria, que vive de otros y que solamente perjudica. Pablo es una lacra: siempre ha sido un peso para su familia y sus amigos lo evitan.
lacra (México) (f.) persona dañina, parasitaria, que vive de otros y que solamente perjudica. Pablo es una lacra: siempre ha sido un peso para su familia y sus amigos ya le sacan la vuelta.
lata (Uruguay) (f.) dosis de pasta base de cocaína. Acá a la vuelta venden la lata a 25 pesos.
lija (Uruguay) (sust. m./adj.) vino áspero o de mala calidad. ¡En el boliche te venden un lija de doce pesos el litro que mata!
luca (Argentina) (f.) mil pesos (unidad monetaria) (también lucarda / lucrecia). Cecilia me debe treinta lucas.
luca (Bolivia) (f.) un peso (unidad monetaria de Bolivia). ¿Tenés tres lucas para prestarme?
luca (Colombia) 1) (f.) mil pesos colombianos. Esa chocolatina suiza cuesta diez lucas. 2) (f., pl.) dinero. ¿No viene a rumbear con la llavería esta noche? —No, gracias, es que estoy sin lucas.
luca (Uruguay) (f.) billete de 1000 pesos (unidad monetaria uruguaya). ¿Cuántas lucas dijiste que te costó el estéreo nuevo que te robaron?
lucrecia (Chile) (f.) billete de 1000 pesos (unidad monetaria chilena). Me faltan dos lucrecias para pagar por la entrada ¿me las prestai?
luego luego (El Salvador) (loc. adv.) inmediatamente después. Sentí que me picó algo en el brazo y luego luego me empezó a dar comezón. dialecto
luego luego (Guatemala) (loc. adv.) inmediatamente después. Sentí que me picó algo en el brazo y luego luego me empezó a dar comezón. dialecto
luego luego (Honduras) (loc. adv.) inmediatamente después. Sentí que me picó algo en el brazo y luego luego me empezó a dar comezón. dialecto
luego luego (México) (loc. adv.) inmediatamente después. Sentí que me picó algo en el brazo y luego luego me empezó a dar comezón. dialecto Ver documentación
luego luego (Panamá) (loc. adv.) inmediatamente después. Sentí que me picó algo en el brazo y luego luego me empezó a dar comezón. dialecto
maco (República Dominicana) (m.) persona fea, generalmente con sobrepeso. ¿Y quién era el maco que iba con Isabel ayer?
mala leche (Argentina) 1) (loc. sust. f.) mala suerte. ¡Qué mala leche que tuve, me tocó el único tema que no había estudiado! 2) (loc. sust. f.) mala intención, propósito avieso. No digás tonterías; me dio el codazo con toda la mala leche. 3) (loc. adj.) malvado, vil. El árbitro es mala leche. Señaló un foul inexistente porque ese jugador se tropezó solo.
mango (Argentina) (m.) un peso, unidad monetaria argentina. Te hacen falta dos mangos para pagar por ese chorizo.
mango (Uruguay) (m.) un peso, unidad monetaria uruguaya. Disculpame, no te puedo prestar porque no tengo un mango.
melón (Colombia) (m.) millón de pesos (unidad monetaria colombiana). Me gasté un melón para reemplazar las partes quemadas de mi computador cuando hubo ese pico de voltaje.
michicato (Colombia) (adj.) cicatero, miserable, que escatima lo que se debe dar. ¿Ve como es de michicata doña Esther? Me dio sólo mil pesos por limpiarle el carro.
mojoso (República Dominicana) (m.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). ¿Cuántos mojosos cuesta esa bicicleta?
móndrigo (México) 1) (sust./adj.) vil, despreciable (eufemismo de méndigo). Cada vez que viene a la casa la móndriga de mi suegra se pone a inspeccionar a ver si está todo limpio. 2) (adj.) insignificante, de poco valor. Querían que diera clases en la universidad pero me ofrecían solamente cien móndrigos pesos por hora.
monrear (Chile) (v.) introducirse en un edificio para robar. Perdió el trabajo, no encontraba nada y dentro de poco empezó a monrear.
movida (España) (f.) 1) juerga, diversión bulliciosa. En la ciudad, la noche de más movida es el viernes. 2) pelea, discusión, riña. La movida empezó cuando José empujó a Guille.
naifa (EEUU (& Spanglish)) (f.) cuchillo (de "knife"). Los jomboys sacaron las naifas y empezó el pleito en serio.
no hay fijón (México) (frase) no importa, no hay problema (también no le hace / no hay pedo). No hay fijón si te acabas la pizza; yo ya no tengo hambre. / No tengo cien pesos, pero te puedo prestar cincuenta. --Pos no le hace, aunque sea pa' salir del apuro. / ¡Huy, se me hace que perdí la pluma que me prestaste! --No hay pedo, tengo otra en el carro.
nomás (Argentina) 1) (adv.) solamente. Cómprelo, nomás cuesta diez pesos. 2) partícula que añade énfasis a la oración. Repítame nomás lo que acaba de decir. dialecto
nomás (Chile) 1) (adv.) solamente. Cómprelo, nomás cuesta mil pesos. 2) partícula que añade énfasis a la oración. Siéntese nomás y cuénteme lo que le pasó. dialecto
nomás (México) 1) (adv.) solamente. Cómprelo, seño; nomás cuesta dos pesos. 2) partícula que añade énfasis a la oración. ¡Ve nomás cómo te ensuciaste en el ratito que me descuidé! 3) acompañado de que (loc. conj. adversativa), sin embargo, pero. Sí, le dije que no se bajara de la banqueta, nomás que no me hizo caso. dialecto
nomás (Uruguay) 1) (adv.) solamente. Cómprelo, nomás cuesta diez pesos. 2) partícula que añade énfasis a la oración. Entre nomás y cierre la puerta. dialecto
pachuco (México) 1) (m.) billete de un peso (unidad monetaria mex.) Ya no imprimen pachucos--ahora hay solo monedas de valor de un peso. 2) (sust.) joven vago, que no estudia, generalmente percibido como grosero, maleducado y vulgar. Normalmente es miembro de una pandilla Vieron a Félix y a Mateo peleando con unos pachucos en la calle. / ¡No quiero volverte a ver con esa pachuquilla!
palo (Argentina) (m.) millón de pesos (unidad monetaria). Ese regalo le debe de haber costado algunos palos. / 8.700.000 son ocho palos setecientas lucas.
palo (Chile) (m.) un millón de pesos. Leonardo se compró un auto bacán. Le costó diez palos.
palo (Colombia) 1) (m.) un millón de pesos colombianos. ¿Verdad que les dieron bonos por un palo a cada uno de premio en esa competencia? 2) con la preposición de, (loc. adj.) muy grande, enorme (en la costa atlántica). ¡Palo de carrito que te dieron de navidad!
palo (Uruguay) (m.) millón de pesos (unidad monetaria). Ese regalo le debe de haber costado algunos palos. / 8.700.000 son ocho palos setecientas lucas.
panchólares (México) 1) (m., plural) dinero falso. Los panchólares eran billetes de juguete que se regalaban con el Choco Milk, chocolate en polvo promocionado por Pancho Pantera, dibujo animado. Imprimían y distribuían panchólares de $100 hasta que los descubrieron. 2) (m., pl.) por extensión, pesos (unidad monetaria mexicana), en tono jocoso. Ganando panchólares nunca lograré ahorrar lo suficiente para el viaje que quiero hacer a Europa.
paquete (Colombia) (m.) millón de pesos (unidad monetaria colombiana). ¡Huy, no, cuñada! Un tratamiento estético como ese le va a salir costando por lo menos un paquete.
pelota (Colombia) (f.) 1) testículo. 2) persona estúpida, inepta, incapaz. Usted es mucha pelota. ¿Qué clase de respuesta es 'veinte metros', si la pregunta tenía que ver con un peso, no con una distancia?
pepe (Guatemala) (m.) objeto con una parte de caucho o goma en forma de pezón para que chupen los niños pequeños. ¡Qué shuca! Se le cayó al piso el pepe al niño y su mamá, en vez de lavarlo primero, se lo puso otra vez en la boca. dialecto
pergeñar (Argentina) (v.) ejecutar u organizar algo con astucia o habilidad. Desde que conoció a esa mina empezó a pergeñar sanatas para poder encontrarse con ella sin que se diera cuenta su mujer.
pergeñar (Uruguay) (v.) ejecutar u organizar algo con astucia o habilidad. Desde que conoció a esa mina empezó a pergeñar sanatas para poder encontrarse con ella sin que se diera cuenta su mujer.
pesar (Colombia) (m.) peso colombiano. No tengo con qué almorzar, ¿me presta tres mil pesares y se los pago mañana?
pichadera (Puerto Rico) (f.) actitud de indiferencia, desaire que se hace al ignorar a una persona. Nos peleamos y desde entonces empezó con la pichaera.
piedrero (Costa Rica) (sust./adj.) drogadicto de crack. Empezó con la coca, se arruinó la vida y ahora es un piedrero que vive en la calle.
piedrero (México) (sust./adj.) drogadicto de crack. Empezó con la coca, se arruinó la vida y ahora es un piedrero que vive en la calle.
pinche (México) (adj.) (también pinchi, en el noroeste) 1) vil, despreciable. El pinche viejo ese me echó a su perro para que me mordiera. 2) insignificante, de poco valor. Dijeron que iba a haber comida gratis, y cuando empezó la repartición, vimos que daban una pinchi tortillita con frijoles nomás.
pinchurriento (México) (adj.) 1) insignificante, indigno. Llegó a la fiesta con su pinchurriento novio, el que siempre trae los mismos pantalones rotos. 2) escaso, insuficiente, miserable. Mi tío Esteban me dio dos pinchurrientos pesos por haberle lavado y encerado el coche. / Le pusieron solo tres pinchurrientas rosas al arreglo floral que ordené para mi novia.
plata (México) (f.) dinero; en particular, en las zonas fronterizas norteñas donde antaño a menudo se manejaba más el dólar que el peso, se distinguen las dos monedas llamando "oro" a los dólares y "plata" a los pesos. Si no le alcanzan los dólares, me puede pagar lo que falta en plata.
plato (Argentina) (m.) situación o persona alegre, divertida (cayendo en desuso). ¡Juana se tropezó y fue un plato porque iba cargando una canasta con fruta que rodó por todos lados! / Julián es un plato, ¡siempre sale con cada ocurrencia que te cagás de la risa!
plato (Uruguay) (m.) situación o persona alegre, divertida (cayendo en desuso). ¡Juana se tropezó y fue un plato porque iba cargando una canasta con fruta que rodó por todos lados! / Julián es un plato, ¡siempre sale con cada ocurrencia que te cagás de la risa!
plebe (Guatemala) 1) (f.) la gente en general. Cuando el político subió a la tarima la plebe empezó a abuchearle. 2) (f.) grupo de amigos. La plebe estuvo contando chistes en el bar.
plebe (México) 1) (f.) la gente en general. Cuando el político subió a la tarima la plebe empezó a abuchearle. 2) (f.) grupo de amigos. La plebe estuvo contando chistes en el bar. 3) (sust.) niño (en los estados de Sonora, Sinaloa y Baja California Sur). Diles a los plebitos que se vayan a lavar las manos porque ya es hora de comer. 4) (adj.) joven, de corta edad (en Sonora, Sinaloa y B.C.S.). Estaba yo bien plebita cuando me pusieron frenos. 5) apelativo, término para dirigirse a un amigo (en Son., Sin. y B.C.S.). Plebe, te felicito, sacaste buenas fotos.  Ver documentación
pucherear (Uruguay) (v.) 1) mantenerse en forma precaria, subsistir. Ahora nos va bien, pero anduvimos puchereando por años hasta que me salió este laburo. 2) gesto que precede al llanto. El gurí empezó a pucherear y nos resignamos a la tormenta que estaba por llegar.
punta (México) (f.) navaja. Alguien sacó una punta y empezó el pleito en serio.
puteada (Guatemala) (f.) reprimenda, regaño, sermón. Me dieron una puteada en el colegio porque se me olvidó apagar el celular y empezó a sonar en medio de la clase.
puteada (México) (f.) reprimenda, regaño, sermón (En el estado sureño de Chiapas). Me dieron una puteada en el colegio porque se me olvidó apagar el celular y empezó a sonar en medio de la clase.
puteada (Nicaragua) (f.) reprimenda, regaño, sermón. Me dieron una puteada en el colegio porque se me olvidó apagar el celular y empezó a sonar en medio de la clase.
puteada (Panamá) (f.) reprimenda, regaño, sermón. Me dieron una puteada en el colegio porque se me olvidó apagar el celular y empezó a sonar en medio de la clase.
quina (Chile) (f.) billete de 500 pesos. Tu papá te dejó una quina ahí en la mesa para que le compres el periódico.
raca (Bolivia) (sust./adj. invariable en género) tacaño. Bernardo es un raca, nunca lo he visto soltar un peso para nada.
raya (República Dominicana) (f.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). Me hacen falta diez rayas para poder comprar ese traje.
refundido (México) (adj.) situado en lo más profundo de un lugar. Encontré un billete de quinientos pesos refundido en el cajón de los calcetines. dialecto
resolver (Venezuela) (v.) ser infiel a la pareja, tener amante. Eva empezó a resolver con su jefe.
rin (Colombia) 1) (m.) parte metálica de la rueda, sobre la cual se monta el neumático (del inglés "rim"). Le acabo de comprar rines nuevos al carro. 2) (m.) cuadrilátero de boxeo o lucha libre (del inglés "ring"). Toda la gente empezó a gritar cuando los luchadores subieron al rin. dialecto
rin (EEUU (& Spanglish)) 1) (m.) parte metálica de la rueda, sobre la cual se monta el neumático (del inglés "rim"). Le acabo de comprar rines nuevos al carro. 2) cuadrilátero de boxeo o lucha libre (del inglés "ring"). Toda la gente empezó a gritar cuando los luchadores subieron al rin. dialecto
rin (Guatemala) 1) (m.) parte metálica de la rueda, sobre la cual se monta el neumático (del inglés "rim"). Le acabo de comprar rines nuevos al carro. 2) (m.) cuadrilátero de boxeo o lucha libre (del inglés "ring"). Toda la gente empezó a gritar cuando los luchadores subieron al rin. dialecto
rin (México) 1) (m.) parte metálica de la rueda, sobre la cual se monta el neumático (del inglés "rim"). Le acabo de comprar rines nuevos al carro. 2) cuadrilátero de boxeo o lucha libre (del inglés "ring"). Toda la gente empezó a gritar cuando los luchadores subieron al rin. dialecto
ruso (Argentina) 1) (sust.) judío. No sabía que Rebeca era una rusa; me enteré cuando supe que tenía un restaurante de comida kosher. 2) (sust.) persona tacaña y aprovechada. Ese Manuel es un ruso de mierda: me ofreció apenas 100 pesos por lo muebles que necesito vender antes de irme.
ruso (Uruguay) 1) (sust.) judío. No sabía que Rebeca era una rusa; me enteré cuando supe que tenía un restaurante de comida kosher. 2) (sust.) persona tacaña y aprovechada. Ese Manuel es un ruso de mierda: me ofreció apenas 100 pesos por lo muebles que necesito vender antes de irme.
sacar la madre (Guatemala) (loc. v.) insultar mencionando a la madre. Ese pisado empezó sacándonos la madre. Por eso lo somatamos.
sacar los pies del tiesto (España) (loc. v.) exagerar en el comportamiento, propasarse, excederse. Mi hijo Jaime fue un encanto hasta los catorce, cuando empezó a sacar los pies del tiesto.
salpafuera (Cuba) (m.) (de la combinación de sal [verbo salir en imperativo] + pa [para] + fuera) 1) pleito entre varias personas. Evitamos un salpafuera por poco: se aclaró el malentendido y to’s se calmaron. 2) muchedumbre que corre caóticamente en todas direcciones, tropel. El salpafuera empezó cuando alguien entró corriendo a avisar que llegaba la policía.
sangrudo (República Dominicana) (sust./adj.) antipático, de "sangre pesada". Rogelio se volvió muy sangru'o desde que empezó a trabajar en la embajada de Inglaterra.
seguir la onda (El Salvador) (a alguien) (loc. v.) 1) condescender, secundar las opiniones, gustos y propuestas de alguien. Yo me junto con Miranda porque es la que más me sigue la onda. 2) ser indulgente, comprensivo o tolerante. Me empezó a contar que los vampiros sí existen y yo nomás le seguí la onda.
seguirle la onda (Honduras) (a alguien) (loc. v.) 1) condescender, secundar las opiniones, gustos y propuestas de alguien. Yo me junto con Miranda porque es la que más me sigue la onda. 2) ser indulgente, comprensivo o tolerante. Me empezó a contar que los vampiros sí existen y yo nomás le seguí la onda.
seguir la onda (México) (a alguien) (loc. v.) 1) condescender, secundar las opiniones, gustos y propuestas de alguien. Yo me junto con Miranda porque es la que más me sigue la onda. 2) ser indulgente, comprensivo o tolerante. Me empezó a contar que los vampiros sí existen y yo nomás le seguí la onda.
somatar (El Salvador) (v.) 1) caer procurándose un golpe. No vio el patín en el piso, se tropezó y somató. 2) castigar corporalmente, golpear. ¿Y por qué me van a somatar a mí, si la culpa de todo la tiene Nelly?
sorete (Argentina) (m.) 1) porción compactada de excremento humano. Ese pintor está medio pirado. Che, supe que llamó a su más reciente obra de arte "Sorete en un pedestal". 2) (sust./adj.) persona vil, despreciable. Ese Miguel es medio sorete; le di una mano grande y sólo me tiró unos pesos.
tabla (República Dominicana) (f.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano).
tablas (México) 1) (adj.) parejo, equilibrado (en cuanto a deudas). Bueno, Tonatiúh, con estos cien pesos ya quedamos tablas, ¿okey? 2) interjección para expresar igualdad, semejanza o relación con algo mencionado antes. ¡Malagradecido, yo siempre le disparaba pisto! —¡Tablas!
tapiz (Guatemala) (m.) licor, cualquier bebida alcohólica. Se terminó el guateque en cuanto empezó a escasear el tapiz.
tarumba  (España) (adj.) atolondrado, ido, falto de juicio, chiflado (con el verbo volverse). Después de una experiencia traumática, Rodolfo se volvió tarumba y empezó a predicar el fin del mundo.
tela (España) (sust. usado como adverbio) mucho, gran cantidad. Ese día hizo tela de frío; tanto que empezó a nevar.
tembeleque (El Salvador) (sust./adj. inv. en género) tembloroso, no firme. La enferma se levantó y empezó a dar pasos tembeleques hacia la puerta. dialecto
tembeleque (México) (sust./adj. inv. en género) tembloroso, no firme. La enferma se levantó y empezó a dar pasos tembeleques hacia la puerta. dialecto
tembeleque (Nicaragua) (sust./adj. inv. en género) tembloroso, no firme. La enferma se levantó y empezó a dar pasos tembeleques hacia la puerta. dialecto
tolete (República Dominicana) (m.) 1) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). Perdí diez toletes en una apuesta. 2) (malsonante) órgano genital masculino.
traste (Guatemala) (m.) cada uno de los sartenes, utensilios etc., usados para preparar alimentos y servirlos. Se pelearon y ella empezó a aventarle los trastes. dialecto
traste (México) (m.) cada uno de los sartenes, utensilios etc., usados para preparar alimentos y vajilla. Se pelearon y ella empezó a aventarle los trastes. dialecto
tripeo (Puerto Rico) (m.) goce,diversión intensa (de la jerga en inglés "trip", viaje o alucinación causada por alguna droga). Estábamos todos juntos hablando, pero cuando llegó Anthony empezó el tripeo en serio.
tropel (Colombia) (f.) pelea, riña. No sé quién empezó el tropel, pero al final tres terminaron en el hospital.
tululu (República Dominicana) (m.) unidad monetaria dominicana (peso dominicano). ¿Cuántos tululus cuesta alquilar un DVD?
vaca (México) (f.) colecta para un fin común (usado más en el diminutivo). Hicieron una vaquita para comprar una serie de boletos de la lotería y ganaron cincuenta mil pesos cada uno.
virar (Cuba) (v.) 1) cambiar de dirección, girar. En la próxima esquina vire a la derecha, por favor. 2) regresar, volver al lugar de partida. Viramos a la casa porque empezó a llover muy fuerte y no llevábamos paraguas. 3) rechazar (algo) y devolverlo. Me trajeron un jugo de naranja pero lo viré porque lo pedí de piña. 3) derramar un líquido. ¡No vuelvas a virar la leche que ya no hay más! dialecto
vuelto (Cuba) (m.) vuelta, lo sobrante de dinero que se devuelve en una compra. Le di veinte pesos por una compra de 18,50 y no me quería dar el vuelto. dialecto
vuelto (México) (m.) vuelta, lo sobrante de dinero que se devuelve en una compra. Se equivocaron con el vuelto, mira: me dieron diez pesos de más. dialecto
yuyal (Argentina) (m.) campo donde crece maleza. El conejo que iba siguiendo el perro desapareció en los espesos yuyales. dialecto
yuyal (Paraguay) (m.) lugar donde crece maleza. El conejo que iba siguiendo el perro desapareció en los espesos yuyales. dialecto
yuyal (Uruguay) (m.) campo donde crece maleza. El conejo que iba siguiendo el perro desapareció en los espesos yuyales. dialecto
zangandongo (Cuba) 1) (adj.) grande, de gran tamaño. En el terreno hay dos árboles zangandongos que hay que quitar. 2) (sust./adj.) dicho de persona: joven, grande y fornida. Yumileidi era una zangandonga cuando empezó a entrenarse en el lanzamiento de la bala.
zaperoquear (Venezuela) (v.) causar desorden. Jaime empezó a zaperoquear en cuanto salió el profe del aula.
zurumbo (El Salvador) (adj.) 1) con los oídos taponados. Me entró agua en los oídos y ando zurumbo. Hablen más fuerte. 2) aturdido, confundido. Yo estaba bien dormida cuando empezó el temblor, y mi mamá me gritaba y me jalaba. Yo, bien zurumba, no entendía por qué.

Palabras similares encontradas:

pesos, sobrepeso, espesos

Jergas de habla hispana

¿Quieres colaborar?

Comunícate conmigo pulsando aquí.

Motor de búsqueda DW uruguayo


Última actualización: 10 de octubre, 2019

Este sitio existe desde el 11 de octubre de 1997 y está dedicado a todas aquellas personas que (como me sucedió a mí), actualmente o en el pasado, han vivido en un país extranjero, añorando el habla de la gente de su país.

Autora y webmaster: Roxana Fitch

Copyright © 1997-2019. Todos los derechos reservados.